Carnes: Fuente de proteínas

Inglés

Existen proteínas de origen animal y vegetal. Ambas están constituidas por aminoácidos que el organismo sintetiza, desdobla y utiliza para formar células, enzimas, hormonas. Pero su función principal es en el crecimiento, mantenimiento y reposición de los tejidos. Aportan energías, 1 gramo provee 4 calorías. También intervienen en el sistema inmune o defensa del organismo; y cuando no se consumen carbohidratos (arroz, pan o harinas en general) ni grasa, el cuerpo usa las proteínas como energía. Por lo tanto un aporte adecuado de carbohidratos ahorra proteínas y permite que los aminoácidos se utilicen para la síntesis proteica en vez de ser fuente de energía.

Las proteínas de origen animal como la carne de res, cerdo, aves, pescado y mariscos, así como huevo, leche y sus derivados, son las más completas porque contienen todos los aminoácidos esenciales aquellos que solo obtenemos a través de la alimentación, ya que el cuerpo no los produce. Se trata de proteínas de alto valor biológico, muy importantes para que el organismo tenga un correcto desarrollo y funcionamiento; además de formar, mantener y reparar los tejidos.

En promedio un adulto requiere un gramo diario de proteína por kilo de peso. Las carnes, especialmente res y cerdo, son fuente de hierro que se absorbe fácilmente. También proporcionan riboflavina, niacina, tiamina y vitamina B12, que son mayores en las vísceras o menudencias.

Todas las cazuelitas de Latino’s Best® traen algún tipo de proteína de origen animal, incluso algunas combinan distintos tipos de la misma, lo cual nos garantiza no solo un producto sabroso, sino además nutritivo. La proteína animal ayuda al cuerpo a: desarrollar masa muscular, mantener el peso, perder grasa, sentirse saciado, mejor recuperación y rendimiento atlético y fortalecimiento de cabello, uñas y piel.



Información avalada por la nutricionista dietista Magnolia Escobar, fundadora de Nutrición & Figura y con más de 30 años de experiencia en este campo.